Tratamientos Naturales para el Herpes Genital

      El Herpes Genital es una de las enfermedades de transmisión sexual más incómodas y molestas que existen. En algunos casos puede llegar a ser tan doloroso que el propio roce con la ropa interior se hace insoportable. Y lo digo por experiencia propia.

      Existen muchos tratamientos a base de antivirales para amortiguar el dolor y para frenar lo máximo
posible los síntomas o la aparición de nuevos brotes. Sin embargo no es necesario esperar a que éstos hagan efecto. Se puede complementar la medicación con otros tratamientos de origen natural que lograrán que disminuyan los dolores.

Tratamientos Naturales

    Baño caliente: Un buen baño caliente siempre viene bien cuando uno está enfermo, sea cual sea la enfermedad. En el caso del herpes genital se consigue un alivio casi automático del dolor ocasionado por las llagas. Si utiliza una bañera, estará exponiendo el virus a toda la superficie, por lo que ducharse es una opción recomendable. No obstante, como precaución es necesario realizar una limpieza de la zona del baño, sobre todo si el sanitario lo utilizan otras personas.

    Hielo: Los contrastes térmicos siempre consiguen mejorar los dolores de las lesiones. Al igual que un baño caliente, aplicar hielo sobre la zona afectada, puede disminuir el dolor y los síntomas. La mejor manera de utilizarlo es añadiendo el hielo a una bolsa de plástico cubriéndolo con un pequeño paño, dejando actuar por unos 15 minutos aproximadamente y repitiendo el proceso varias veces durante un mismo día. Es importante deshacerse de las bolsas una vez que se han utilizado y es recomendable cambiar el hielo en cada repetición.

    Leche y Algodón: Mojar el algodón en leche y colocar sobre la zona afectada. De esta manera disminuiremos el tiempo necesario para su curación.

    Bicarbonato o Maicena
: El bicarbonato y el almidón de maíz se utilizan para muchas cosas diferentes. Por ejemplo, para conseguir secar un poco el cuero cabelludo en caso de padecer de pelo muy graso. Es un producto natural extremadamente eficaz para secar lo que queramos. En el caso del herpes genital, cuanto más seca esté la zona afectada mejor curará, por lo tanto este remedio consiste únicamente en aplicar el bicarbonato o maicena en la zona genital, incluso con las heridas abiertas. De esta manera se consigue un secado rápido y favorecerá muy positivamente al tiempo de curación.

    Jabón Con Agua Tibia: En caso de que no se requiera de un baño o si la situación no lo permite puede usar un bidet para realizar una limpieza de la zona genital con un jabón suave y agua tibia.

    Aloe Vera o Sábila: Este producto es fácil de encontrar y muy eficaz a la hora de aliviar el dolor debido a su efecto térmico. Puede recoger el Aloe Vera en un jardín, aunque también puede comprarlo en un supermercado.

    Aceites Esenciales: Estos aceites son muy buenos para cicatrizar problemas de la piel e incluso pueden repararla después de un brote.

    Hierbas Como El Tomillo: Tienen propiedades que ayudan a frenar la aparición del virus del herpes genital.

    Sal De Epsom: Con la sal de Epsom conseguiremos limpiar y aliviar el picor, además de secar las llagas de la zona genital.

    Baño Con Sal De Epsom
: En ocasiones pueden juntarse varios tratamientos naturales, como por ejemplo un baño caliente y la sal de Epsom. Éste quizá sea de los mejores métodos para aliviar el herpes genital. Es tan sencillo como echar un puñadito de sal de Epsom en el agua. Ya se sabe que el agua con sal es cicatrizante.

Cosas Que Debe Tener En Cuenta Si Tiene Herpes Genital:

   Hay pasos que debe seguir si quiere que su infección se termine lo antes posible:
  •     Lo más importante durante una fase activa de herpes genital es mantener las vesículas o las llagas limpias. Lávese las manos siempre que vaya a tocar la zona afectada, como por ejemplo si va a aplicarse crema en las llagas.
  •     Mantener seca la zona es imprescindible, para ello utilice maicena como se ha dicho anteriormente. Si es mujer, no utilice bajo ningún concepto polvos de talco para dicho propósito, ya que puede incrementar la probabilidad de padecer cáncer de ovario.
  •     Mantener las uñas impecables, lávelas diariamente.
  •     Beber una gran cantidad de agua al día.
  •     No utilizar ropa demasiado apretada ya que el contacto directo con las llagas impedirá una rápida cicatrización. La ropa interior deberá ser de algodón siempre que sea posible.
  •     De alguna manera un protector solar consigue evitar una recurrencia del herpes genital.
  •     El uso de Ibuprofeno ayuda a mejorar el malestar general y la fiebre.

      Realmente deseo que esta información lo ayude a comprender a fondo esta enfermedad y encontrar el tratamiento natural que más se adapte a sus preferencias.

      Si usted padece de herpes genital, lo importante es que no desespere y comience a tomar las medidas necesarias para combatir esta enfermedad.

      Siguiendo un tratamiento apropiado no sólo se pueden revertir sus síntomas sino que puede desalojar al virus de su organismo, de modo que si comienza ya mismo un tratamiento natural, en muy poco tiempo podrá gozar de un mejor estado de salud y se olvidará del fantasma del herpes.

      Todo esto y mucho más es lo que puede descubrir en el libro “Milagro Para El Herpes”, de Laura Bayala. Aquí encontrará un tratamiento revolucionario que lo ayudará a terminar con cualquier tipo de herpes en cuestión de días.

     Sin dudas se trata de una excelente oportunidad que no debe desaprovechar, usted puede cambiar su vida y recuperar su autoestima.

     Para obtener más información sobre este revolucionario sistema le recomiendo que visite:


      Dígale adiós al herpes y disfrute de la vida que tanto se merece!

Hermes Astudillo









_

No hay comentarios:

Publicar un comentario