Causas del Herpes Genital

       El virus del herpes puede contraerse en cualquier momento de la vida y existen dos tipos de herpes que son los más comunes: herpes simple de tipo 1 o de tipo 2. El herpes de tipo 1 a pesar de afectar habitualmente la zona de la boca (herpes oral) también es el causante del 5 o 10% de los casos de herpes genital, mientras que el de tipo 2 afecta principalmente a los genitales.

     El herpes oral no se considera una enfermedad de transmisión sexual y sucede habitualmente en la infancia. Aproximadamente el 80% de la gente a nivel mundial podría estar infectada de herpes de tipo 1 y posiblemente se haya contagiado de una forma no sexual.

      Cuando la infección se activa, comienzan a aparecer los primeros síntomas que son la fiebre, malestar
general y falta de hambre. Las heridas iniciales se encuentran en la zona en la cual se ha producido el primer contacto que ha ocasionado la transmisión.

     Estas zonas suelen ser en diferentes partes del pene en el hombre y en la mujer tanto en los órganos internos como externos. Otros lugares propensos a esta infección son el ano, los muslos y la boca.

     El primer síntoma de herpes genital de tipo 2 es el incremento de sensibilidad e irritación en la zona genital. Posteriormente la piel se llena de ampollas que contienen un líquido amarillento. Cuando las vesículas se rompen quedan al descubierto unas heridas dolorosas que a menudo crean costra.

    Los nódulos linfáticos de las ingles suelen inflamarse debido a la infección, y tanto los hombres como las mujeres pueden experimentar dolor a la hora de orinar.

   En ocasiones una persona contagiada no presentará síntomas mientras la infección no esté activa. De esta manera queda latente en las raíces nerviosas hasta que un nuevo brote aparece. Aun así esta persona seguirá siendo contagiosa.

   Para encontrar una cura eficaz y natural para el Herpes Haz Clic Aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario